Autora: María Shua

Un niño pequeño empieza a perderle el miedo a sus miedos cuando un perro se le acerca, le ladra fuerte y él no se atemoriza; entonces extiende la mano, acaricia al animal y siente una enorme sensación de alivio. Es en ese momento que ve cómo el miedo, con la forma de una mancha azul, se escapa de él. Preocupado por haber perdido algo muy suyo, persigue a esa sombra celeste que penetra en el tronco hueco de un árbol; este se comunica con un mundo diferente: el Paí­s de los Miedos Perdidos, lugar adonde van a parar los temores que cada persona deja de sentir. Este libro de evidente intención simbólica pone a los pequeños lectores frente a frente a sus temores, para que puedan vencerlos o aprendan a convivir con ellos.

El paí­s de los miedos perdidos es un cuento escrito por la argentina Ana Marí­a Shua, una maestra del microrrelato en Iberoamérica. Con gran imaginación y un enorme poder de sí­ntesis narrativa, la autora invita a los niños a enfrentarse a sus terrores más comunes: el Miedo al Trueno, a Prender el Fuego, a Que Se Te Caiga un Diente, a Hacerse Pis Encima, a los Fantasmas ¦ y también los convida a conocer otros más antiguos: el Miedo al Mamut, a los Dragones, a las Serpientes Gigantes ¦

Las ilustraciones de Sebastián Dufour caracterizan con acierto a Lisandro, el protagonista de la historia, y a cada uno de los miedos que lo inquietan y desvelan. Las imágenes que aparecen en las primeras páginas, realizadas en un estilo realista, van adquiriendo, a medida que avanza la historia, un estilo surrealista, muy efectivo para representar el absurdo Mundo del Paí­s de los Miedos.

El país de los miedos perdidos

$590,00
El país de los miedos perdidos $590,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Deposito Boulogne 9 cuadras de la estación de Boulogne. Horario a convenir

    Gratis

Autora: María Shua

Un niño pequeño empieza a perderle el miedo a sus miedos cuando un perro se le acerca, le ladra fuerte y él no se atemoriza; entonces extiende la mano, acaricia al animal y siente una enorme sensación de alivio. Es en ese momento que ve cómo el miedo, con la forma de una mancha azul, se escapa de él. Preocupado por haber perdido algo muy suyo, persigue a esa sombra celeste que penetra en el tronco hueco de un árbol; este se comunica con un mundo diferente: el Paí­s de los Miedos Perdidos, lugar adonde van a parar los temores que cada persona deja de sentir. Este libro de evidente intención simbólica pone a los pequeños lectores frente a frente a sus temores, para que puedan vencerlos o aprendan a convivir con ellos.

El paí­s de los miedos perdidos es un cuento escrito por la argentina Ana Marí­a Shua, una maestra del microrrelato en Iberoamérica. Con gran imaginación y un enorme poder de sí­ntesis narrativa, la autora invita a los niños a enfrentarse a sus terrores más comunes: el Miedo al Trueno, a Prender el Fuego, a Que Se Te Caiga un Diente, a Hacerse Pis Encima, a los Fantasmas ¦ y también los convida a conocer otros más antiguos: el Miedo al Mamut, a los Dragones, a las Serpientes Gigantes ¦

Las ilustraciones de Sebastián Dufour caracterizan con acierto a Lisandro, el protagonista de la historia, y a cada uno de los miedos que lo inquietan y desvelan. Las imágenes que aparecen en las primeras páginas, realizadas en un estilo realista, van adquiriendo, a medida que avanza la historia, un estilo surrealista, muy efectivo para representar el absurdo Mundo del Paí­s de los Miedos.