Ni hombre ni mujer: vida y experiencias de SaSa, narradas en primera persona con frescura y sinceridad.

Este libro cuenta la historia de una vida. Padres civiles que trabajan con militares, madre veterana de la Guerra de Malvinas, un amor impensado, una niña que bautizan Sabrina. En la escuela, Sabrina se siente incómodx ante los pedidos de la maestra: que juegue a la casita, que baile para sus compañeros como lo hacen en un programa popular de la tarde. No quiere fiesta de 15 con vestido de novia y sí un viaje o una batería. Siente atracción por su profesora de Lengua y Literatura, sufre en soledad la muerte temprana de su madre, comienza sus estudios superiores. Mientras tanto, imagina un hijo al que –a su vez– bautiza: Santiago. Luego lo aborta y se apropia de su identidad. Es Sabrina o Santiago, Sabrina y Santiago: SaSa.
Hoy SaSa se asume como una persona de género fluido: ni hombre ni mujer, ambos y ninguno a la vez. Al margen de lo binario, recorre en estas páginas, con la velocidad de los posteos de Facebook, avances, cuestionamientos y retrocesos del camino hacia una identidad nueva, que elige y construye cada día. En esta búsqueda, redefine día a día el vínculo con sus parientes, amigos, colegas. No es sencillo y sí, muchas veces, doloroso. Un proceso aún en marcha, que vale la pena contar.

Soy Sabrina soy Santiago - Sasa Testa

$730
Soy Sabrina soy Santiago - Sasa Testa $730
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Deposito Boulogne 9 cuadras de la estación de Boulogne. Horario a convenir

    Gratis

Ni hombre ni mujer: vida y experiencias de SaSa, narradas en primera persona con frescura y sinceridad.

Este libro cuenta la historia de una vida. Padres civiles que trabajan con militares, madre veterana de la Guerra de Malvinas, un amor impensado, una niña que bautizan Sabrina. En la escuela, Sabrina se siente incómodx ante los pedidos de la maestra: que juegue a la casita, que baile para sus compañeros como lo hacen en un programa popular de la tarde. No quiere fiesta de 15 con vestido de novia y sí un viaje o una batería. Siente atracción por su profesora de Lengua y Literatura, sufre en soledad la muerte temprana de su madre, comienza sus estudios superiores. Mientras tanto, imagina un hijo al que –a su vez– bautiza: Santiago. Luego lo aborta y se apropia de su identidad. Es Sabrina o Santiago, Sabrina y Santiago: SaSa.
Hoy SaSa se asume como una persona de género fluido: ni hombre ni mujer, ambos y ninguno a la vez. Al margen de lo binario, recorre en estas páginas, con la velocidad de los posteos de Facebook, avances, cuestionamientos y retrocesos del camino hacia una identidad nueva, que elige y construye cada día. En esta búsqueda, redefine día a día el vínculo con sus parientes, amigos, colegas. No es sencillo y sí, muchas veces, doloroso. Un proceso aún en marcha, que vale la pena contar.