Contribuciones para una historia popular de la Revolución de Independencia en el Río de la Plata

¿Cuál fue la intervención de la gente corriente en el proceso de la independencia? ¿Qué modalidades adoptó? ¿Cuál fue su incidencia en sus características y resultados? ¿Cuáles fueron sus motivaciones, expectativas y aspiraciones? Los estudios que componen este libro intentan acercar respuestas a estos interrogantes, durante muchos años ausentes en nuestra historiografía y suponen un desplazamiento del centro de interés que hasta ahora ha sido habitual. Para afrontar este desafío los autores tratan de superar dos tentaciones. Por un lado, aquellas que provienen del elitismo que deriva en “explicaciones” de las intervenciones “populares” como meros resultados de la manipulación de sus líderes o de una identificación más postulada que comprendida o demostrada. Por otro, las de un romanticismo que suponga postular una conciencia popular inmanente y sin historicidad. La “historia popular” que aquí intentamos recuperar es la historia de los grupos sociales subalternos del orden colonial rioplatense, aquellos que en la época eran denominados como la “plebe”, el “bajo pueblo”, el “populacho”, cuando no la “chusma” o incluso la “canalla”, un conglomerado heterogéneo y móvil que conformaba la mayor parte de la sociedad.

¿Y el pueblo dónde está? - Raúl O. Fradkin

$1.780
Sin stock
¿Y el pueblo dónde está? - Raúl O. Fradkin $1.780

Contribuciones para una historia popular de la Revolución de Independencia en el Río de la Plata

¿Cuál fue la intervención de la gente corriente en el proceso de la independencia? ¿Qué modalidades adoptó? ¿Cuál fue su incidencia en sus características y resultados? ¿Cuáles fueron sus motivaciones, expectativas y aspiraciones? Los estudios que componen este libro intentan acercar respuestas a estos interrogantes, durante muchos años ausentes en nuestra historiografía y suponen un desplazamiento del centro de interés que hasta ahora ha sido habitual. Para afrontar este desafío los autores tratan de superar dos tentaciones. Por un lado, aquellas que provienen del elitismo que deriva en “explicaciones” de las intervenciones “populares” como meros resultados de la manipulación de sus líderes o de una identificación más postulada que comprendida o demostrada. Por otro, las de un romanticismo que suponga postular una conciencia popular inmanente y sin historicidad. La “historia popular” que aquí intentamos recuperar es la historia de los grupos sociales subalternos del orden colonial rioplatense, aquellos que en la época eran denominados como la “plebe”, el “bajo pueblo”, el “populacho”, cuando no la “chusma” o incluso la “canalla”, un conglomerado heterogéneo y móvil que conformaba la mayor parte de la sociedad.