Cuando estamos juntas presenta a una madre y su hija, la intimidad plácida de compartir los apuros de la mañana, las despedidas fugaces en la parada del colectivo y el cansancio de los días.
Una madre contada por su hija, que la piensa única e inconfundible entre las cientos de obreras de un taller textil. Una madre que no agacha la cabeza frente a su máquina de coser sino que alza la mirada por encima de ella, se para en la línea de fuego participando de protestas y cae presa por reclamar. La hija, mientras, la extraña y la espera acompañada de su abuela.

Este libro álbum construye un cálido entorno cotidiano con detalles precisos, para que cuando su protagonista afirme: “La extraño”, el lector sepa claramente qué es eso que extraña, que no tiene sólo que ver con una ausencia física sino con un montón de pequeñas ausencias.
Se trata más bien de una mirada, un gesto, el oído dispuesto, el plato en la mesa, la olla destapada, el repasador que pende de la manija del horno; la cartera abierta, el abrigo tirado en el respaldo de la silla. El perfume de las tostadas a la mañana y la charla breve con la que se despide el día.

Wernicke crea un relato sutil de la lucha de una madre trabajadora y de una abuela que aún no teniendo respuestas intenta cubrir su ausencia. La conjunción de la narrativa visual y la textual representan metáforas profundamente críticas.

 

Tapa dura.

 

Cuando estamos juntas - María Wernicke

$9.89 USD
Cuando estamos juntas - María Wernicke $9.89 USD

Cuando estamos juntas presenta a una madre y su hija, la intimidad plácida de compartir los apuros de la mañana, las despedidas fugaces en la parada del colectivo y el cansancio de los días.
Una madre contada por su hija, que la piensa única e inconfundible entre las cientos de obreras de un taller textil. Una madre que no agacha la cabeza frente a su máquina de coser sino que alza la mirada por encima de ella, se para en la línea de fuego participando de protestas y cae presa por reclamar. La hija, mientras, la extraña y la espera acompañada de su abuela.

Este libro álbum construye un cálido entorno cotidiano con detalles precisos, para que cuando su protagonista afirme: “La extraño”, el lector sepa claramente qué es eso que extraña, que no tiene sólo que ver con una ausencia física sino con un montón de pequeñas ausencias.
Se trata más bien de una mirada, un gesto, el oído dispuesto, el plato en la mesa, la olla destapada, el repasador que pende de la manija del horno; la cartera abierta, el abrigo tirado en el respaldo de la silla. El perfume de las tostadas a la mañana y la charla breve con la que se despide el día.

Wernicke crea un relato sutil de la lucha de una madre trabajadora y de una abuela que aún no teniendo respuestas intenta cubrir su ausencia. La conjunción de la narrativa visual y la textual representan metáforas profundamente críticas.

 

Tapa dura.