'Varias fueron las razones por las que decidí estudiar Historia. Entre ellas: el interés y la pasión que ésta despertaba en mí y el potencial que tiene para el trabajo en el aula, sobre todo por la variedad de recursos con los que contamos para reconstruirla: documentos, periódicos, obras de arte, videos... Entre las preocupaciones que compartimos los docentes existe una muy particular, que es cómo generar interés en los alumnos, cómo despertar su curiosidad y lograr que valoricen el reconocimiento de la realidad buscando respuestas propias; es decir, cómo lograr que se apropien de la historia de la que forman parte... Cuando escuché por primera vez, hace más de diez años, hablar de la Historia Oral, y sobre todo cuando pude comprobar el interés que provocaba en los jóvenes la posibilidad de construir fuentes orales, me di cuenta de que la utilización de este tipo de metodología, además de aportarle un significado cognitivo les aporta otro, el afectivo, que hace que tanto para nosotros, los docentes, como para ellos, los alumnos, la tarea cotidiana se llene de pasión, que, a mi juicio, es el motor que debe guiar cada una de nuestras acciones en la vida. Para mí la Historia Oral es una pasión.'
Laura Benadiba
144 pág.
15 x 22 cm.

Historia oral, relatos y memorias - Laura Benadiba

$550
Historia oral, relatos y memorias - Laura Benadiba $550
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Deposito Boulogne 9 cuadras de la estación de Boulogne. Horario a convenir

    Gratis

'Varias fueron las razones por las que decidí estudiar Historia. Entre ellas: el interés y la pasión que ésta despertaba en mí y el potencial que tiene para el trabajo en el aula, sobre todo por la variedad de recursos con los que contamos para reconstruirla: documentos, periódicos, obras de arte, videos... Entre las preocupaciones que compartimos los docentes existe una muy particular, que es cómo generar interés en los alumnos, cómo despertar su curiosidad y lograr que valoricen el reconocimiento de la realidad buscando respuestas propias; es decir, cómo lograr que se apropien de la historia de la que forman parte... Cuando escuché por primera vez, hace más de diez años, hablar de la Historia Oral, y sobre todo cuando pude comprobar el interés que provocaba en los jóvenes la posibilidad de construir fuentes orales, me di cuenta de que la utilización de este tipo de metodología, además de aportarle un significado cognitivo les aporta otro, el afectivo, que hace que tanto para nosotros, los docentes, como para ellos, los alumnos, la tarea cotidiana se llene de pasión, que, a mi juicio, es el motor que debe guiar cada una de nuestras acciones en la vida. Para mí la Historia Oral es una pasión.'
Laura Benadiba
144 pág.
15 x 22 cm.