Los papás de Julia la retan porque “parece un muchachito” y no se comporta como una nena debería hacerlo: no se arregla, dice malas palabras y actúa como una “bruta”. A Julia no le gusta peinarse ni jugar a las mismas cosas que juegan otras nenas. Y un día descubre que su sombra se parece a la de un nene, se asusta y empieza a buscar lugares para hacerla desaparecer. No sólo que no sucede sino que conoce a un nene que es lo contrario a ella: su mamá y su papá le dicen que se la pasa haciendo cosas de nena. El atardecer los sorprende hablando hasta que llegan a una conclusión. “No tenemos derecho a hacer cosas distintas. Y a los niñoniñas nadie sabe en qué frasco meterlos. Yo creo que si uno quiere, se puede ser niño y niña a la vez. ¡Al diablo con las etiquetas!”, se dicen.

El libro se publicó por primera vez en Francia, en 1976, y se agotó al poco tiempo. Fue reeditado en 1980 en España, pero no en su versión original debido a que algunas páginas fueron censuradas. Una vez más, el mundo hegemónico de los adultos aplicaba la doble moral en la literatura infantil. Sin embargo, desde 1997 se puede acceder a la historia original no sólo en formato papel, sino en versiones animadas disponibles en Youtube.

La historia de Julia, la niña que tenía sombra de niño

$620
La historia de Julia, la niña que tenía sombra de niño $620
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Deposito Boulogne 9 cuadras de la estación de Boulogne. Horario a convenir

    Gratis

Los papás de Julia la retan porque “parece un muchachito” y no se comporta como una nena debería hacerlo: no se arregla, dice malas palabras y actúa como una “bruta”. A Julia no le gusta peinarse ni jugar a las mismas cosas que juegan otras nenas. Y un día descubre que su sombra se parece a la de un nene, se asusta y empieza a buscar lugares para hacerla desaparecer. No sólo que no sucede sino que conoce a un nene que es lo contrario a ella: su mamá y su papá le dicen que se la pasa haciendo cosas de nena. El atardecer los sorprende hablando hasta que llegan a una conclusión. “No tenemos derecho a hacer cosas distintas. Y a los niñoniñas nadie sabe en qué frasco meterlos. Yo creo que si uno quiere, se puede ser niño y niña a la vez. ¡Al diablo con las etiquetas!”, se dicen.

El libro se publicó por primera vez en Francia, en 1976, y se agotó al poco tiempo. Fue reeditado en 1980 en España, pero no en su versión original debido a que algunas páginas fueron censuradas. Una vez más, el mundo hegemónico de los adultos aplicaba la doble moral en la literatura infantil. Sin embargo, desde 1997 se puede acceder a la historia original no sólo en formato papel, sino en versiones animadas disponibles en Youtube.