Había una vez un gato tan grande, pero tan grande, que no pasaba por ninguna puerta. Y también había un gato tan chi quito, pero tan chiquito, que lo confundían con una pelusa.
Uno era muy famoso y los vecinos lo cuidaban. El otro no er a conocido y nadie lo mimaba. Uno hacía: FFFFF! El otro: fffff! Un día, los dos gatos se cruzaron por la calle má s larga del barrio. Y entonces pasó lo que tenía que pasar ...

48 págs.

Más chiquito que una arveja, más grande que una ballena - Graciela Montes

$429
Más chiquito que una arveja, más grande que una ballena - Graciela Montes $429
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Deposito Boulogne 9 cuadras de la estación de Boulogne. Horario a convenir

    Gratis

Había una vez un gato tan grande, pero tan grande, que no pasaba por ninguna puerta. Y también había un gato tan chi quito, pero tan chiquito, que lo confundían con una pelusa.
Uno era muy famoso y los vecinos lo cuidaban. El otro no er a conocido y nadie lo mimaba. Uno hacía: FFFFF! El otro: fffff! Un día, los dos gatos se cruzaron por la calle má s larga del barrio. Y entonces pasó lo que tenía que pasar ...

48 págs.