¿Es acaso la muerte un tema que deba ser hablado únicamente por los adultos? ¿Acaso los niños y las niñas no se hacen preguntas sobre ella?

El protagonista de este libro es un pato que un día descubre que alguien lo sigue desde hace tiempo: la muerte. Luego de asustarse, el pato se permite dialogar con ella y así se iniciará una profunda relación de amistad entre ambos.

El pato y la muerte irán al estanque, subirán a un árbol, descansarán sobre la hierba, compartirán las horas. El pato curioso la interpelará con sus preguntas. Preguntas que le nacen de los miedos y la incerteza. Preguntas para las que quizá no existan respuestas.

Delicadeza, ironía, humor, sencillez, ternura, belleza y un tulipán. El pato y la muerte indaga desde la literatura y el arte, apelando a la belleza y rompiendo con antiguos clichés y preconceptos, no sólo acerca de la muerte sino también de la literatura infantil.

La obra no es un producto puramente comercial sino especialmente artístico. La muerte presentada de este modo no “vende” como venden otros temas, ya que no brinda ninguna respuesta concreta e interpela al lector para que sea él o ella quien reflexione, cuestione, se forme sus propios conceptos, ideas y preguntas.

El pato se hace preguntas pero no obtiene respuestas. La muerte siempre le responde con incertezas y toques de humor, lo único certero es que ella está allí y que lo que le sucede es la vida. Sin embargo, gracias a ese diálogo, a poder hablar del tema, el pato va perdiendo sus miedos sobre la muerte.

(Reseña de Alejandra Moglia)

 

 

 

El pato y la muerte - Erlbruch Wolf

$15.63 USD
El pato y la muerte - Erlbruch Wolf $15.63 USD
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Local Boulogne Antonio Saenz 2268, Boulogne, Buenos Aires - Atención Lunes a Viernes de 10 a 13.30 y 15.30 a 19. Sábados de 10 a 14 hs

    Gratis

¿Es acaso la muerte un tema que deba ser hablado únicamente por los adultos? ¿Acaso los niños y las niñas no se hacen preguntas sobre ella?

El protagonista de este libro es un pato que un día descubre que alguien lo sigue desde hace tiempo: la muerte. Luego de asustarse, el pato se permite dialogar con ella y así se iniciará una profunda relación de amistad entre ambos.

El pato y la muerte irán al estanque, subirán a un árbol, descansarán sobre la hierba, compartirán las horas. El pato curioso la interpelará con sus preguntas. Preguntas que le nacen de los miedos y la incerteza. Preguntas para las que quizá no existan respuestas.

Delicadeza, ironía, humor, sencillez, ternura, belleza y un tulipán. El pato y la muerte indaga desde la literatura y el arte, apelando a la belleza y rompiendo con antiguos clichés y preconceptos, no sólo acerca de la muerte sino también de la literatura infantil.

La obra no es un producto puramente comercial sino especialmente artístico. La muerte presentada de este modo no “vende” como venden otros temas, ya que no brinda ninguna respuesta concreta e interpela al lector para que sea él o ella quien reflexione, cuestione, se forme sus propios conceptos, ideas y preguntas.

El pato se hace preguntas pero no obtiene respuestas. La muerte siempre le responde con incertezas y toques de humor, lo único certero es que ella está allí y que lo que le sucede es la vida. Sin embargo, gracias a ese diálogo, a poder hablar del tema, el pato va perdiendo sus miedos sobre la muerte.

(Reseña de Alejandra Moglia)